Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEPs)

En ONU Mujeres estamos convencidas de que el sector privado es un socio clave en los esfuerzos de promoción de la igualdad de género y del empoderamiento de las mujeres, así como un actor crítico para alcanzar las metas de igualdad de género que propone la agenda de desarrollo 2030.

Los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEPs, por sus siglas en inglés) son un conjunto de buenas prácticas empresariales que promueven la igualdad entre mujeres y hombres en todas las áreas de gestión. Esta iniciativa, promovida por ONU Mujeres en alianza con el Pacto Mundial, propone la creación de oportunidades de desarrollo para las mujeres dentro de las empresas públicas y privadas, su participación en el liderazgo y la toma de decisiones, igual remuneración por igual trabajo y generación de ofertas de formación, capacitación y desarrollo profesional continuos.

Es una iniciativa que busca promover la implementación de mejores prácticas - con enfoque de género- en la gestión en las empresas privadas. Aún hoy, garantizar la incorporación de los talentos, aptitudes, experiencias y energías de las mujeres requiere la puesta en marcha de acciones internacionales y de políticas corporativas decididas. Al suscribir los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres, el sector empresarial se compromete a fortalecer las políticas corporativas de igualdad entre hombres y mujeres y a traducirlas en acciones concretas y medibles en el corto y mediano plazo.

 

Hechos y Cifras

  • Un estudio proveniente de Harvard Business Review examinó a 215 empresas de la lista Fortune 500 durante más de 28 años y descubrió que las organizaciones que cuentan con un mayor número de mujeres directivas tienen un mejor rendimiento, entre el 18 y el 69 por ciento, en lo que respecta a los beneficios como porcentaje de ingresos, los activos y los recursos propios.
  • Según las estimaciones de The Economist publicadas en 2006, a lo largo de la última década, el trabajo de las mujeres ha contribuido más al crecimiento global que China. Esta misma publicación precisa además, que si Japón alineara sus índices de mujeres trabajadoras con Estados Unidos, podría aumentar su crecimiento anual de 0,3% en 20 años.
  • Un informe publicado en 2011 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y por el Banco Asiático de Desarrollo (ADB) indicó que la brecha de igualdad de género que existe en los índices de empleo entre las mujeres y los hombres cuestan a Asia 47.000 millones de dólares anuales, o sea que el 45% de las mujeres quedaron excluidas del mercado laboral, por comparación al 19% de los hombres.
  • En 2007, Goldman Sachs informó de que varios países y regiones del mundo podrían aumentar notablemente su PIB con simplemente reducir la diferencia del índice de empleo entre las mujeres y los hombres: la zona euro podría aumentar su PIB un 13%, Japón un 16% y los Estados Unidos un 9%.

Conozca más: