Cuenca: segunda ciudad en Ecuador que apuesta por generar espacios públicos inclusivos y seguros para mujeres y niñas

Fecha: jueves, 15 de julio de 2021

Cuenca

El acoso sexual y la violencia en espacios públicos son problemas que, constantemente, tienen que enfrentar mujeres y niñas en todo el mundo. Las formas de abuso y violencia en estos espacios van desde el acoso sexual, sea físico o verbal, hasta la agresión y violación.

Muchas mujeres y niñas no pueden caminar tranquilas por las calles de la ciudad, vender y comprar en los mercados o utilizar el transporte público; esto imposibilita que realicen sus actividades cotidianas  y deja como resultado la limitación de su derecho a la libertad de movimiento. Esto afecta, directamente, a  sus actividades sociales, las oportunidades de trabajo y educación, recreación, organización colectiva y participación en la vida política.

Para dar una solución a esta problemática, surge el Programa Global Ciudades Seguras para Mujeres y Niñas, liderado por ONU Mujeres a nivel mundial, con el objetivo de diseñar, aplicar y evaluar herramientas, políticas y enfoques integrales de prevención y respuesta al acoso sexual y a otras formas de violencia contra mujeres y niñas en espacios públicos.

En 2010, Ecuador fue pionero en sumarse a este programa a través de la ciudad de Quito. La experiencia de esta ciudad generó gran interés en otras partes del país, motivando que Cuenca se una a este programa en el año 2016.

El programa Cuenca, ciudad segura para mujeres y niñas es implementado por la Municipalidad de Cuenca a través de la Dirección de Equidad Social y Género, y es impulsado por ONU Mujeres con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID). Entre los asociados clave se encuentran la Mesa Cantonal para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el Consejo de Seguridad Ciudadana y el personal directivo de empresas públicas municipales, juntas parroquiales y organizaciones de mujeres.

El programa ha permitido el desarrollo de estrategias participativas que permitan reducir el acoso sexual y la violencia en el espacio público a través del impulso e implementación de políticas integrales, inversión de recursos en seguridad, cambio de actitudes y comportamientos para la promoción de derechos de las mujeres y niñas al transitar los espacios públicos sin violencia sexual.

Desde que el programa fue implementado en la ciudad de Cuenca se han alcanzado diferentes logros como la declaración del 2017 como el año de prevención de la violencia de género. Se elaboró un estudio de diagnóstico que sirvió como herramienta que permitió aumentar la comprensión entre las partes interesadas de la ciudad sobre la problemática del acoso y la violencia sexual en el cantón.

Además, desde ONU Mujeres se proporcionó capacitación al personal técnico que trabaja en el departamento de seguridad ciudadana, así como para otras personas interesadas sobre el enfoque conceptual del programa, la planificación con enfoque de género y la seguridad de las mujeres en la ciudad.

De igual manera, las diferentes acciones apoyadas por ONU Mujeres en Cuenca permitieron realizar, en 2018, una línea base que aportó con datos sobre la situación de mujeres y niñas en Cuenca referente al acoso sexual en el espacio público.

También, es importante señalar que tras la aprobación de la Ley Orgánica Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, normativa nacional que determina los roles y responsabilidades de los diferentes niveles de gobierno central así como de los Gobiernos Autónomos Descentralizados, surge la necesidad de la construcción  de una nueva normativa local que permita su operativización, por lo que, en el año 2019, Cuenca aprueba la Ordenanza para la Prevención, Atención Integral y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres. De acuerdo a la Ordenanza es necesario la construcción del III Plan Cantonal para erradicar la violencia contra las mujeres, el programa Ciudades Seguras apoya su construcción. Estas acciones permiten visibilizar el impacto del programa dentro de la ciudad, donde se plasma el compromiso de todos los actores de prevenir la violencia.

Cuenca es una ciudad que tiene un compromiso histórico con la protección de los derechos de mujeres y niñas no solo en el ámbito urbano, sino también en el rural. Cuenta con importantes  avances que evidencian el trabajo conjunto entre  la sociedad civil, organizaciones de mujeres, instituciones públicas y privadas y el GAD de Cuenca  para erradicar la problemática de violencia y de esta forma hacer que la ciudad cuente con  espacios públicos seguros para el pleno desarrollo de mujeres y niñas.  Cuenca evidencia el compromiso de ONU Mujeres de trabajar con los gobiernos locales para desarrollar planes de acción dedicados a prevenir y abordar la violencia contra mujeres, fortaleciendo la coordinación entre actores y sectores diversos que se requieren para una acción significativa y de largo alcance.

Queremos compartir los diferentes documentos que se han desarrollado en Cuenca como parte del Programa Ciudades Seguras.

Uno de estos documentos es la línea base del proyecto Ciudades y Espacios Públicos seguros para mujeres que constituye una herramienta de gestión, fundamental, para la evaluación técnica del proyecto, y que permite acceder a información de inicio de cada uno de  los  indicadores  establecidos en el mismo.