Eliminar la desigualdad legal es clave para el empoderamiento económico de las mujeres en América Latina y el Caribe

Fecha: viernes, 19 de octubre de 2018

Eliminar las leyes discriminatorias que impiden el empoderamiento económico de las mujeres de América Latina y el Caribe es determinante para superar la desigualdad de género en la región. Así lo consideran ONU Mujeres y la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) que organizan, junto con el Gobierno de España y en colaboración con la Secretaria Presidencial de la Mujer de Guatemala, el Encuentro “Estrategias Legales para el Empoderamiento Económico de las Mujeres”, los próximos 22 y 23 de octubre de 2018 en Madrid.

Participarán en el encuentro la Vicepresidenta y Ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad de España, María del Carmen Calvo Poyato; el Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación de España, Josep Borrell Fontelles; la Ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel; la Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Mujeres y Subsecretaria General de las Naciones Unidas, Asa Regnér, la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan y la Embajadora de México en España, Roberta Lajous.

El encuentro contará también con la participación de Ministras y Representantes de mecanismos de igualdad, así como de parlamentarios/as y expertas académicas de la región.

El evento se propone mostrar el alcance de la desigualdad entre hombres y mujeres en las leyes, con énfasis en las que afectan el empoderamiento económico de las mujeres. además de impulsar acciones para revocar leyes discriminatorias, promover leyes y políticas sensibles al género y promover alianzas multi-sectoriales para lograr reformas legislativas efectivas y de impacto.

Durante el segundo día del encuentro se presentarán los hallazgos del estudio regional “Análisis de la legislación discriminatoria en América Latina y Caribe en materia de autonomía y empoderamiento económico de las mujeres”, comisionado por SEGIB y ONU Mujeres, con el objetivo de ilustrar las discriminaciones directas o indirectas generadas desde los marcos legislativos de los países de la región y que afectan de manera directa a la autonomía y el empoderamiento económico de las mujeres

El encuentro adoptará una serie de conclusiones y un compromiso de la región iberoamericana por derogar leyes discriminatorias para el empoderamiento económico de la mujer. Estas conclusiones serán trasladadas a los Jefes de Estado y Gobierno que participarán en la XXVI Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar en La Antigua, Guatemala, el 15 y 16 de noviembre del presente año.

ACCEDA AQUÍ A LA AGENDA DEL EVENTO

Algunos ejemplos de la relevancia de desigualdad legal y avanzar hacia un marco normativo favorable al empoderamiento económico de las mujeres en América Latina y el Caribe son:

• En algunos países, las leyes impiden a las mujeres realizar los mismos trabajos que los hombres, por considerarlos peligrosos, moralmente inapropiados o trabajos pesados.

• La igualdad salarial entre hombres y mujeres aún no se encuentra legislada en muchos países. La brecha salarial sigue persistiendo como obstáculo para la autonomía económica de las mujeres y la superación de la pobreza y la desigualdad. En 2018 la diferencia entre el salario mensual de hombres y mujeres en la región fue de 15%, según datos de la OIT.

• Según el Informe El Progreso de las Mujeres en América Latina y el Caribe 2017, las mujeres de la región dedican más del triple de tiempo al trabajo no remunerado que los hombres. La responsabilidad desproporcionada en las tareas del hogar limita sus oportunidades –ya sea de educación, capacitación o empleo– y se erige como un obstáculo fundamental para el empoderamiento económico. Por lo tanto, la ampliación de los marcos y estándares normativos en favor de la compatibilidad de la vida familiar y laboral para mujeres y hombres favorecería la participación, en condiciones igualitarias, en las labores de cuidado y trabajos domésticos, evitando así la exclusión del sector femenino de la población.

• Considerando que, en la región, el 17% de las mujeres económicamente activas son trabajadoras domésticas remuneradas, es de vital importancia mejorar las condiciones laborales de estas trabajadoras y promover la ratificación y efectiva implementación del Convenio (núm. 189) de la OIT sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

• En algunos países las mujeres casadas continúan viéndose afectadas por múltiples restricciones legales que afectan sus oportunidades económicas: no pueden conseguir un empleo sin la autorización de sus esposos, la ley sistemáticamente marca a los hombres como "jefes de familia", lo que influye en la toma de decisiones del núcleo familiar, no pueden abrir una cuenta bancaria sin el permiso del esposo o bien, la ley establece que el esposo es el que tiene el derecho a administrar los bienes conjuntos. Modificar la legislación relacionada con los derechos de las mujeres en el matrimonio es también por ello clave.

Puedes seguir la transmisión en vivo del evento en los siguientes enlaces: 

Lunes 22 de octube

Martes 23 de octubre