Por una América Latina que no exporte machismo, ONU Mujeres condena los casos de violencia de género en la Copa del Mundo 2018

Fecha: lunes, 25 de junio de 2018

Los resultados de esta Copa del Mundo han sorprendido en todas partes. Además de lo que ocurre dentro de la cancha, el evento ha llamado la atención por el comportamiento de algunos aficionados latinoamericanos en Rusia.

A través de engaños, agresiones sexuales y acosos grupales, estos individuos violan los derechos de las mujeres, fallan a la representación digna de los valores de sus sociedades y nos muestran que la misoginia no conoce fronteras. Y es que este comportamiento, más que sorprender, preocupa, pues los casos que se han viralizado en las redes digitales refuerzan conductas nocivas en sociedades latinoamericanas que registran niveles violencia contra las mujeres cada vez más alarmantes.

Desde ONU Mujeres nos unimos al repudio expresado ya por hombres y mujeres en todo el mundo, por la afición misma y por las naciones.

Los esfuerzos que todos los actores involucrados realizan para que la fiesta del futbol continúe siendo tal requiere de la cooperación de todos: hombres, mujeres, aficiones y naciones. Acciones que permitan en conjunto garantizar una Copa del Mundo libre de violencia de género.

En medio de un momento histórico para los movimientos feministas y de mujeres de América Latina, esta Copa del Mundo es también una oportunidad para que cada vez más hombres de todas las nacionalidades comprometidos con la igualdad expresen masculinidades libres de violencia y discriminación. Las mujeres rusas y de todas las nacionalidades que atienden a la celebración deben sentirse seguras al caminar por las calles que albergan el Mundial, atender a los estadios, y disfrutar de la celebración en condiciones de igualdad.

En ONU Mujeres expresamos nuestra solidaridad con aquellas mujeres que hayan experimentado violencia de género durante el Mundial y condenamos cualquier comportamiento que atente contra la seguridad de mujeres y niñas.

Celebramos que la Copa siga siendo una fiesta deportiva que ofrece momentos memorables para hombres, mujeres, niños y niñas de todas las naciones que asisten a los estadios para apoyar a sus equipos, y para que América Latina, como lo ha hecho históricamente, contribuya al Mundial llevando buen futbol, no machismo.

 

Luiza Carvalho Directora Regional de ONU Mujeres para las América y el Caribe