Día Mundial del Refugiado

Desde mi perspectiva: "Siempre confía en ti misma"

Maha Aasi Emm Ala'a, una refugiada siria, llegó al centro de mujeres dirigido por ONU Mujeres en el campo de personas refugiadas de Zaatari en Jordania con una severa depresión luego de que su marido falleciera. Recibió asesoramiento y encontró trabajo como modista a través del programa de dinero por trabajo. A medida que se prolongan las crisis de personas refugiadas, la asistencia humanitaria debe tener en cuenta las necesidades inmediatas y a largo plazo de las mujeres y niñas. Los centros para mujeres en el campamento de personas refugiadas de Zaatari están desarrollando la resiliencia en las mujeres y empoderándolas como líderes, trabajadoras y empresarias.

Fecha: lunes, 18 de junio de 2018

Maha Aasi Emm Ala’a, 48, Syrian refugee woman enrolled in the UN Women’s cash-for-work programme as tailor in the ‘Oasis Center for Resilience and Empowerment of Women and Girls’ operated by UN Women in the Za’atari refugee camp. Credits: UN Women/Lauren Rooney
Maha Aasi Emm Ala’a, 48. Foto: ONU Mujeres/Lauren Rooney
Quote

"Mi marido y yo hicimos el viaje a Jordania en 2013; esperábamos encontrar un refugio seguro del conflicto en Siria. Una de nuestras primeras preocupaciones fue comprar comida y apoyar a nuestras hijas y nuestros hijos. Sin embargo, hace tres años, mi marido murió en el campamento. Yo estaba deprimida, perdida y abrumada. No sólo estaba lidiando con el dolor, sino que no sabía cómo iba a sobrevivir... (a mi edad). No pensé que podría conseguir un trabajo.

Mis pensamientos giraban en torno a mis hijas e hijos... Tenía que mantenerlos. (Esa fue mi motivación.) Me inscribí en el programa de dinero por trabajo de ONU Mujeres y me convertí en sastre dentro del Oasis de las mujeres (centro de mujeres).

El Oasis de las mujeres no sólo me ha permitido mantener a mis hijas e hijos, sino que se ha convertido en mi santuario. Rodeada de mujeres de mi edad que también están superando situaciones similares, nos convertimos en un sistema de apoyo mutuo y amistad.

A veces me sorprende lo lejos que he llegado. Ahora estoy enseñando a otras mujeres en el Oasis a cortar y coser.

Espero que mis hijas encuentren inspiración en mi historia al ver lo lejos que he llegado como mujer a pesar de las circunstancias. El dinero que estoy ganando está destinado a la matrícula universitaria de mis hijas.

Pensar en el futuro ahora me da alegría. Mis hijas pueden tener un futuro próspero y con respecto a mí... Quiero viajar y explorar diferentes países algún día.

Mi mensaje para otras mujeres es: "Siempre confía en ti misma. No importa si eres vieja... usa tu fuerza y tus capacidades".


ODS 5: Igualdad de género
SDG 8: Decent work and economic growth
ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

Maha Aasi Emm Ala'a, de 48 años, es una refugiada siria que vive en el campo de personas refugiadas de Zaatari, en Jordania, donde ONU Mujeres ha establecido los "Centros Oasis para la resiliencia y el empoderamiento de mujeres y niñas" que brindan servicios a personas refugiadas sirias vulnerables. El programa ha recibido la financiación generosa de los gobiernos de Australia, Finlandia, Francia, Islandia, Italia y Japón, así como de los Comités Nacionales de ONU Mujeres. La historia de Ala'a se relaciona al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16, que promueve la paz y la seguridad, al ODS 5 sobre la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, así como al ODS 8, cuyo objetivo es el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todas las personas.

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género