Libres e iguales en dignidad y derechos. En Quito se celebró el Día del Orgullo LGBTI

Promover el pleno ejercicio de los derechos humanos es el mandato de la Organización de las Naciones Unidas alrededor del mundo, sobre la premisa de que todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos, el sábado 1 de julio recorrimos las calles de la ciudad.

Fecha: sábado, 1 de julio de 2017

Quito

El Sistema de Naciones Unidas en Ecuador formó parte el pasado sábado, 1 de julio, de la marcha por el ‘Día del Orgullo LGBTI’ , ORGUIO 2017  de Quito, junto a varias instituciones públicas y organizaciones de la sociedad civil.  La marcha comenzó desde el Parque La Alameda, cruzó el centro histórico y terminó en el Parque Cumandá. En esta edición, se conmemoró el 20º Aniversario de la Despenalización de la Homosexualidad en el Ecuador.



Amparados en la Constitución del Ecuador, el Plan Nacional para el Buen Vivir, la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros instrumentos internacionales, se lanzó en Ecuador en 2013 la campaña ‘Libres e Iguales’, que promueve la igualdad de ejercicio y exigibilidad de los derechos fundamentales, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de todas las personas de diversas orientaciones sexuales. Esta campaña contó con el apoyo de la Defensoria del Pueblo, colectivos LGBTI y de defensores de los derechos humanos, entre otras organizaciones.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y la Comisión de Transición sobre las condiciones de vida de los grupos LGBTI en el país, se muestra que seis de cada diez hombres y mujeres LGBTI en el país sufren violencia en espacios públicos y en la misma proporción sufren de violencia intrafamiliar a causa de su orientación sexual o identidad de género.

En Ecuador, la población LGBTI sigue siendo víctima de bullying escolar, sigue perdiendo su trabajo o simplemente no tiene acceso a uno, o enfrenta también serios retos accediendo a vivienda, salud, educación y otros derechos.

Por un planeta 50-50 en 2030: Demos el paso por la igualdad de género